Navidades Seguras

 

El estrés y las prisas que conllevan estos días previos a la llegada de la Navidad puede provocar que descuidemos las más elementales medidas de seguridad y terminemos siendo víctimas de algún delito. Para evitar estos disgustos, ASECRI te recomienda una serie de pautas que debes tener en cuenta.

  1. No perder de vista a los más pequeños. La seguridad de los más pequeños es lo más importante. En mercadillos navideños, zonas comerciales o cabalgatas no hay que perder de vista a los hijos y para evitar disgustos y poder localizarles más rápido en caso de que se extravíen, Se recomienda anotar el teléfono de alguno de sus progenitores en su muñeca o ponerles una pulsera identificativa, o enseñe al menor el teléfono de sus padres o tutores. Es importante enseñar a los menores donde acudir en caso de pérdida, que sepa identificar los uniformes de policías, vigilantes de seguridad, protección civil o servicios sanitarios.
  1. Prestar atención a las pertenencias. En aglomeraciones las pertenencias también pueden correr peligro, por ello se recomienda prestar especial atención a los objetos personales, como bolsos, carteras y móviles… También precisa que no es necesario salir con grandes cantidades de dinero en efectivo, y en lo posible, llevar el bolso cruzado por delante. Hay que evitar además guardar los objetos personales en los bolsillos traseros del pantalón y separar la documentación, de las llaves y el dinero.
  1. Si compra online, desconfíe de lo que es demasiado barato. Si el precio del objeto que se quiere adquirir tiene un precio muy por debajo del mercado es mejor dejarlo pasar, puede estar ante una estafa. ASECRI también aconseja desconfiar de vendedores que no proporcionen datos que permitan su localización. Las transacciones deben realizarse desde sitios webs de confianza; verificar que se está navegando de forma segura en webs “httpS” y evitar introducir datos bancarios o contraseñas desde wifi públicas.
  1. No retirar grandes cantidades de dinero en efectivo, utilizar otros servicios o medios electrónicos de pago. Vigilar bien los cargos en las tarjetas. Hay que tomar precauciones a la hora de realizar tus compras físicas en comercios. Comprueba que los cargos recibidos se corresponden con los realizados y conserva todos los justificantes y resguardos hasta que recibas y verifiques tus compras. Si retiras dinero de los cajeros automáticos no permita ni solicite ayuda a desconocidos.
  1. Cuidado con el robo de datos. Durante estos días recibirán numerosas felicitaciones y mensajes supuestamente solidarios. Por ello, recuerda que detrás de links o archivos de dudosa procedencia pueden esconderse distintos tipos de malware o ser intento de robo de datos o de la cuenta de correo para su uso malicioso. Ante ello, es mejor no abrir enlaces acortados y desconfía de remitentes desconocidos.
  1. No dejar señales de que la casa está deshabitada. Si se va de vacaciones, tome medidas de precaución al dejar su casa, no olvide cerrar la puerta de tu vivienda con llave, si únicamente cierra con el «resbalón» será muy fácil acceder al interior. Recuerde no dejar señales de que su casa va a estar deshabitada durante unos días, así que mejor no publique en redes tus planes navideños, ni cuántos días va a estar ausente. Deje una llave de la vivienda a un familiar o persona de confianza para que pueda retirar la correspondencia del buzón.
  1. No facture equipaje de personas desconocidas. Si va de viaje, identifique claramente sus pertenencias antes de embarcar y no facture a su nombre equipajes de personas desconocidas. No deje sus maletas y pertenencias sin vigilancia en ningún momento y evite viajar con elevadas sumas de dinero en su bolso o maleta.
  1. Evitar los «trileros» y los «tocomochos». Hay clásicos que también vuelven por Navidad. Los «trileros» son especialistas timadores, con tres naipes, vasos o cáscaras de nuez animan a los viandantes a descubrir dónde se encuentra una carta o se oculta una bolita. No participe en ese supuesto «juego», perderá seguro. Otro de los viejos timos es el «tocomocho», que hace creer a la víctima que puede beneficiarse del cobro de una participación premiada de la lotería, o el «timo de la estampita», que consiste en hacer pasar recortes de periódico por billetes de curso legal.
  1. Compra tu décimo de lotería en sitios autorizados. Compruebe que tiene el logo, el código y todos los elementos de verificación; si lo adquiere online, siempre en sitios https, evite su deterioro ya que podría tener problemas en caso de ser premiado, y recuerde que caduca a los tres meses.
  1. Fotocopiar el décimo. Si compartes lotería con amigos o familiares, es recomendable fotocopiar el décimo y especificar quiénes participan en esa compra y qué cantidad juega cada uno de ellos.
  1. Si acudes a fiestas estas navidades, comprueba que la misma tiene licencia y permiso para celebración, guarda siempre el comprobante de la entrada. Una vez estés en ella, localiza las puertas de emergencias más cercana, y planea tu plan de huida en caso de emergencia, suele ser habitual que por parte de empresarios sin escrúpulos las salas o locales superen el aforo permitido, si detectas esto, ponlo en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Asecri les desea una Feliz Navidad y Próspero año 2018